Las autoridades de la República Democrática del Congo se vieron en la necesidad de tomar decisiones al respecto con el objetivo de evitar enfrentamientos entre los ciudadanos.

La fiebre por el oro alteró la tranquilidad de la aldea Luhihi, situada en la provincia oriental de Kivu del Sur, en la República Democrática del Congo. Allí fue hallada una montaña llena de ese mineral. En videos que circulan en redes sociales se aprecian cientos de personas excavando con palas y palos en el lugar y echando la tierra en costales, para luego extraer el oro en bateas.

El descubrimiento se dio a finales de febrero y fue tanta la fiebre del oro en la región que las autoridades de la República Democrática del Congo se vieron en la obligación de prohibir la extracción del mineral.

Según la agencia Reuters, el ministro de Minas de Kivu del Sur, Venant Burume Muhigirwa, señaló a través de un decreto que “los mineros, comerciantes y miembros de las fuerzas armadas del Congo debían abandonar las ubicaciones mineras en Luhihi y sus alrededores”.

Por lo tanto, las actividades relacionadas con la explotación minera en la zona quedaron paralizadas hasta nuevo aviso.“Se debe restablecer el orden en las actividades mineras en Luhihi, no solo para proteger vidas sino también para garantizar la trazabilidad del oro producido de acuerdo con la ley congoleña, agregó el ministro de Minas de ese país.

Por otra parte, la BBC estimó que la concentración del mineral en la montaña de Luhihi, sería de 60 a 90 %.

Por Yuniel